Saltar navegación e ir al contenido principal
Saltar el buscador

Esta ingresando al contenido principal

Sumapaz lustración digital 2
  • Exposición

  • Ciencias sociales

Estás en: Sumapaz: del cielo a la tierra

Memoria de las nubes

Textos escritos por: Cristian Valencia

En otra época desplazaron a las personas hacia estas tierras porque aparentemente no tenían valor estratégico, pero en la actualidad este territorio lo tiene. En el futuro la pelea no será por el café ni el petróleo ni el oro sino por poder respirar y tener un ambiente sano.

Los fugaces oficios del tiempo

Documentales sobre la historia del páramo

Los fugaces oficios del tiempo

Documentales sobre la historia del páramo

Videos
Contexto

Canción “El aguacero”, por Alfredo Díaz

Interpretada en el laboratorio de co-creación
Ánima del Páramo
Agua cañizo y romero,
lo más hermoso que tiene el páramo entero;
donde se burlan del águila,
curí, conejo y del pato lagunero.
También la mirla canta,
alegre canta porque ya llegó el invierno;
silba la ninfa en el río,
huyen del frío los ganaos en el potrero.
Rompe el toro el arrabal,
alegre muge también la vaca de ordeño;
va el campesino a su labor,
y está cubierto con bota, ruana y sombrero.
Sobre el paisaje infinito,
en forma de niebla está flotando un mar entero;
el mismo que se desgrana,
luego nos cae en forma de aguacero. (Bis).
Contexto

El empresario consciente

Auder Molina tiene 35 años y es uno de los cinco sobrevivientes de su generación en la vereda de las Ánimas, corregimiento de Nazareth, cuenca del río Blanco de la localidad 20 de Bogotá. Es un hombre corpulento que mira a los ojos mientras habla y está pendiente de cada uno de los gestos de su interlocutor. Responde las preguntas sin titubeos mientras trabaja en su negocio de quesos, o yogures y mermeladas del campo. Nació en 1984.

De la generación que nació del 84 al 90, aquí éramos veinticinco y quedamos solo cinco. A los demás de esa generación se los comió la guerra, el conflicto: o se los llevó la guerrilla, o se los llevó el ejército. Los mató el conflicto. ¿Cómo sobrevivimos? ¿Cuál fue la estrategia? Fácil. No fuimos parte de ningún bando.

Es el cuarto de seis hijos. Su madre levantó esa enorme familia sola. Auder lleva con orgullo el apellido de la mamá. La claridad que tiene sobre todas las cosas es algo cenital, como si le llegaran verdades del firmamento. “Mi padre desapareció como el mago, de un momento a otro”, dice y sonríe con cierto desdén.

Su negocio es tan próspero que es difícil sostener una conversación de corrido durante cinco minutos. La venta de productos lácteos es una parada obligada. Es famosa en la vía que va hacia Nazareth, que hiciera visible y famosa Jaime Garzón cuando fue alcalde menor de esa localidad. Auder saluda a mucha gente por el nombre, tiene amigos que vienen y van. En la zona todo el mundo lo reconoce y lo respeta.

Cada uno de los hijos Molina se buscó su destino en distintas veredas. Cuando tuvo edad para trabajar, Auder se fue a trabajar a una finca desde 1994 a 1998, donde aprendió de ganadería. Es necesario aclarar que la edad para trabajar en el campo es de los 12 en adelante. Luego de un tiempo estudió tercero y cuarto de primaria y decidió regresar a Briceño a la finca de su madre, Anatilde Molina.

En esa finca aprendí mucho de ganadería y de agricultura, aprendí a cultivar papa. Además, me daban un sueldo de $5,000 el primer año y $10,000 desde el segundo. Y como por cada año de trabajo me daban una novilla, llegué a la finca de mi mamá con 5, porque compré una más.

Entonces comenzó a organizar la ganadería de su propio fundo y terminó bachillerato en el recién fundado colegio Jaime Garzón (fundado en honor al humorista asesinado en septiembre de 1999). Se graduó de bachiller en el 2006 cuando tenía 21 años. Durante ese proceso de estudio también hizo un técnico en productos cárnicos y lácteos, fundamental porque fue allí donde se dio cuenta con algunos compañeros de que podían hacer una organización de campesinos para promocionar productos del campo.

Empezamos el negocio de los lácteos en el 2004, cuando yo estaba haciendo un técnico en lácteos y cárnicos. La marca comercial es Procamsu (Productos Campesinos de Sumapaz). La marca de denominación es Del Páramo.

Procamsu atravesó varios problemas durante los primeros años, pero a partir de 2017 es una de las empresas más sólidas de la región, toda una enseñanza para campesinos de todo Colombia. Hoy en día, Auder es el representante legal de la empresa.

Vendemos en este punto de venta, en mercados verdes y en el mercado de la Universidad Nacional.

Todo es así de claro con Auder. Cualquier vecino podría poner la firma en cada una de sus sentencias. Si lo dice Auder, sencillamente, así fue.

Auder es nacido en el Sumapaz pero, obviamente, tiene clarísimo de dónde viene su familia. Sabe que sus bisabuelos huyeron de Boyacá durante laGuerra de los Mil Días; sabe de la gran hacienda nacional de Sumapaz; sabe de las luchas campesinas, de los movimientos agrarios, del enorme potencial que tiene su región. Es un campesino muy informado, quizás mucho más y mejor informado que muchos colombianos de su generación en Bogotá.

En otra época desplazaron a las personas hacia estas tierras porque aparentemente no tenían valor estratégico, pero en la actualidad este territorio lo tiene. El tema del agua es clave. En el futuro la pelea no será por el café ni el petróleo ni el oro sino por poder respirar y tener un ambiente sano. Nosotros tenemos una ambiente natural que nos rodea y cualquier país lejano quisiera tener esto. Nosotros estamos conectados con 7 municipios, somos provincia, somos región y somos la localidad más grande.

En el Sumapaz todo parece ser Conciencia. Los animales, las lagunas, el mismo páramo y la gente de cada una de las veredas, aunque estén a más de siete horas de Bogotá, son conscientes del enorme valor del territorio. Auder, sin embargo, es un joven empresario que tiene absolutamente claro el norte de la organización que representa. En un mundo ideal, todos los campesinos de Colombia deberían ser como Auder.

Haga clic en este enlace para escuchar la entrevista completa con Auder Molina